Escape de nuestra rutina…con Brüno

El mundo es como un libro, y quien no viaja está condenado a leer sólo una página
…es un aforismo, casi un axioma me animaría a decir. No sabemos bien quien lo dijo, pero tratamos de tenerlo siempre presente. Por eso es que cuando casi por casualidad se nos liberaron algunos días, armamos los bolsos, alistamos nuestro tandem (a quien llamamos cariñosamente Brüno) y salimos.
Los posibles destinos eran 2; Alta gracia, visitando amigos y parientes; o La provincia de Entre Ríos con destino a el parque nacional el palmar. La falta de tiempo y las complicaciones logísticas que suscitaba el cruce de el rió paraná (el Puente Rosario – Victoria no contempla la posibilidad de que circulen bicicletas, lo cual por cierto, viola la ley nacional de transito), hizo que nos decidiéramos por la primera opción.
Salimos 8:20 hs de la mañana de el jueves 23/2 (re tarde!!), con la idea de llegar a Maria Susana, donde mi hermano Fernado y su familia nos estaría esperando. Decidimos no mirar mucho el mapa para no asustarnos, ya que sabíamos que eran muchos kilómetros. La vieja ruta 9 se volvió mucho mas bici amiga desde que existe la autopista, pero en el tramo entre Carcaraña y Correa se volvió insoportable (ya que todos abandonan la autopista para evitar el peaje), por lo que decidimos tomar “el camino real”, un hermoso camino de tierra que corre junto a la vía, y recibe esa denominación ya que, en partes, circula por el mismo camino de postas que unía las grandes ciudades del virreynato en la época colonial. Así fue como llegamos a Cañada de Gomez, donde no faltó gente que quisiera ofrecernos ayuda, pero mi tío Victor, ya nos estaba esperando con unas deliciosas milanesas con ensalada de achicoria y tomate. Charlamos, comimos, reímos, descansamos…y a las 14.30 ya estábamos nuevamente con las alas en nuestros pies. De nuevo tomamos el camino de tierra que sigue la vía del tren hasta Las Parejas, luego ruta prov. 66 …y el destino nos tenia preparada una sorpresa ya que conocimos a Toti, un motoquero de Las Rosas que con su señora, un ciclomotor y un trayler suele recorrer provincias Argentinas, él nos vio pasar, tomo su motito para alcanzarnos y nos acompaño durante 15km, esa charla renovó nuestras fuerzas como para completar los casi 170km del día. Legamos 20.30hs, casi no podíamos caminar y todavía faltaban 3 días mas!!

El segundo día, mates y facturas mientras mi hermano me realizaba un croquis de cómo llegar a Landeta mediante camino de tierra, ese camino es realmente hermoso a pesar de la monotonía que impone la soja. Una pareja de lechuzas curiosas nos acompañó durante un par de kilómetros, ese contacto con la naturaleza se logra sólo viajando en bici o caminando ya que, el ruido de motores suele ahuyentar a la fauna. Luego, una escuela abandona nos hizo detener y nuevamente la naturaleza fue la estrella de la escena, ya que pudimos ver cómo los ecosistemas naturales avanzan rápidamente cuando el ser humano deja de imponer su fuerza. En mi pueblo natal, El Fortín, solo pasamos unas horas, almorzamos, mi fogonera durmió siesta (fogonero es la persona que va en la plaza trasera de un tandem) mientras yo limpié un  poco a Brüno, que estaba muy maltrecho con la tierra. Pasamos por Alicia a saludar a David y Andrea, amigos desde la infancia y finalizamos el dia en Las Varillas en casa de Juan Pablo, otro amigaso de toda la vida, con el cual compartimos nuestra pasión por los autos…y sobre todo por chevrolet! ..allí pasamos un hermoso rato con él, su mujer Elisa y su hijo Fede, que bailaba al ritmo de los wachiturros mientras tomábamos mate.

Tercer día, nuestro objetivo era Villa del Rosario donde gracias al contacto que nos hizo Juan Pablo, algunos chicos de el club del chivo de Villa nos estarían esperando. Nos detuvimos en Calchin a almorzar unos sanguchitos a la sombra de las pocas plantas que quedan de la típica arboleda de eucaliptos que todos los pueblos suelen tener. Luego mientras esperábamos que baje un poco el sol, descansamos un rato y cambiamos la configuración de la transmisión de la bici como para la montaña. En el ingreso a villa un oficial de transito nos esperaba para escoltarnos hasta el camping. Allí, tereré en mano, disfrutamos de el hermoso rió xanaes. Una gran tormenta se estaba formando en el horizonte y los chicos del club del chivo querían convencernos de dejar la bici e irnos junto a ellos a un encuentro en Carlos Paz.

En nuestro cuarto y último día de pedaleo, nos levantamos y por suerte no llovía. Nos fuimos a desayunar a una estación de servicio para tener acceso a Internet, chequear mapas y pronósticos.  En la ruta nos pasaron un par de chevys y de frente nos cruzamos con un pelotón de 130 cicloturistas que estaban culminando “la 12va doble villa del rosario-alta gracia“, un hermoso evento para ciclistas amateurs. Otra grata sorpresa del día fue el camino paralelo a la ruta 9 que une Pilar a Río Segundo, el cual está prohibido al transito de vehículos motorizados, y permite que los habitantes de ambos pueblos se visiten sin tener que subirse a un auto y a la vez disfrutando de el rió, el bosque y cartelería cada 100 metros que aconseja sobre hábitos de vida saludable.
Ya quedaban pocos kilómetros, sólo teníamos que tomar la ruta 45 hacia Alta gracia y pedalear, pero no fue tan simple; la ruta es muy transitada, lo cual hace conveniente que la bici transite por la vanquina pero, hasta Lozada, la misma tiene yuyos de un metro de alto. y luego, justo cuando comienzan las pendientes, el viento cambió de brisa agradable, a viento tormentoso en contra. Si a ésto le sumamos una llovizna y ningún techo donde refugiarnos a la vista…todo parece convertirse en una peli de terror, pero en realidad los ciclistas estamos acostumbrados a pedalear y continuar pese a las malas condiciones. Finalmente llegamos a Alta Gracia con un hermoso sol y sin viento! tuvimos que atravesar la ciudad del tajamar para poder llegar a la casa de nuestro amigo Sebastian “tatan” Espina pero ya no importaba el clima, las pendientes y el tiempo… sabíamos que solo nos esperaban horas de descanso y charlas sobre viajes pasados y por venir en companía de gente tanto o incluso mas “loca” que nosotros.

Anuncios

Una respuesta a “Escape de nuestra rutina…con Brüno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s